jueves, 14 de diciembre de 2017

AUTOCONTROL DE IMPULSOS Y EMOCIONES, para disfrutar de fiestas decembrinas

FIESTAS DECEMBRINAS PARA DISFRUTAR
ALBA LUCIA CASTRO SOTO, psicóloga, dic 2015

Hay personas gozonas que se disfrutan cada momento de la vida, porque se concentran a vivir el presente, viven a consciencia cada cosa que sucede a su alrededor por tanto pueden ver las cosas agradables, convenientes y pueden rechazar aquello que puede traerles problemas en el presente o el futuro.

La época decembrina, es plena en colorido, sonido y emociones. Son días para disfrutar de la compañía de familiares, amigos y compañeros. Mas no se necesita de eventos superespeciales y costosos para propiciar encuentros llenos de calidad humana. Basta compartir un refresco y un pasaboca mientras comparten los últimos sucesos. 


Salir de compras es un plan que puede ser agradable si se hace con buena compañía, sin afanes y con un plan austero. Recuerde que el regalo de navidad, es un símbolo, porque el verdadero regalo de amistad, aprecio, gratitud o amor, es la dedicación, escucha, apoyo moral, ayuda honesta, fidelidad y lealtad que se brinda cada día.

Para que salir de compras sea un plan exitoso al presente y al futuro, no bote la casa por la ventana. Haga un presupuesto y no gaste más de lo que tiene, no se endeude porque la situación política y económica mundial y colombiana está complicada, por eso todo colombiano esta fácilmente expuesto a que cualquier día se quede sin parte de los ingresos que hoy recibe.

Respecto a las visitas y a las fiestas que se organicen, sea asertivo para no gastar más de lo que puede, haga un presupuesto lo más real posible para determinar cuánto puede Ud. aportar. Sea amable, sereno y directo al expresar lo que puede ofrecer a la visita o dar para la fiesta y diga que espera que pongan los demás, establezca acuerdos concretos y claros, así nadie se desgasta ni se generan males entendidos.

Cuando decida ir a una rumba aclare cuál es el objetivo principal de la fiesta y las condiciones en que se dará, por dos razones, 1) para que vaya dispuesto a disfrutar y dejar que los demás disfruten y 2) para que no la embarre pasándose de tragos.

Cada persona y grupo familiar tiene su estilo de celebrar, dentro de sus costumbres y posibilidades económicas, por tanto aceptar una invitación, es aceptar la fiesta tal como es, sin criticar, juzgar ni mucho menos ir a comportarse inadecuadamente pidiendo whiskey cuando no hay licor o solo hay cerveza. 

Pero ante todo, debe disfrutar de la celebración, mas no ver en la fiesta una oportunidad para beber alcohol como barril sin fondo y mucho menos para mezclarlo con bebidas energizantes o psicoactivas que les hacen perder la capacidad de análisis, el control de las emociones y los predispone a accidentarse, agredir, ofender o mínimo a irrespetar a su pareja y a los anfitriones con su inadecuado comportamiento.


Vele por la seguridad, bienestar y felicidad suya y de su familia en estas fiestas decembrinas.

ORIENTACION VOCACIONAL: evite fracasos profesionales

EVITE FRACASOS AL ESCOGER CARRERA PROFESIONAL
Alba  Lucia Castro Soto, psicóloga, 22/01/2016

     Los bachilleres terminan a muy temprana edad, muchos de ellos sin cumplir los 17 años, etapa en la que aún no se ha logrado un desarrollo para afrontar la responsabilidad de decidir lo que hará y el consecuente estilo de vida que tendrá el resto de la vida.
      Por esa razón varios de ellos empiezan una carrera bien sea tecnológica o profesional pero luego tienen dificultades porque sus habilidades intelectuales, capacidades, intereses o su personalidad no se ajustan a la carrera.
     Es posible que a trancazos logren terminar la carrera, pero se sienten insatisfechos con su área laboral o no logran ubicarse laboralmente porque aunque tienen la profesión, puede ser que su personalidad, competencias, tipo de inteligencia o habilidades no encajen en el perfil requerido para los cargos relacionados con la carrera.
Imagen de Google
     Actualmente es más difícil que en la época de antes porque infinidad de carreras y hay 3 niveles de actividad laboral: nivel técnico es un operario que hace, tecnológico es quien apoya, dirige el hacer de los técnicos  y nivel profesional quien planea, organiza, coordina, supervisa y controla la calidad de las tareas del proceso, es decir tiene a su cargo un pull de tecnólogos y sus grupos de técnicos.
     De acuerdo a la carrera y al nivel se requiere un tipo de inteligencia y habilidades mentales. Inteligencia puede ser práctica, analítica o lúdica, de las cuales se desarrollan habilidades mentales para destacarse en áreas como la intuitiva, investigativa, artística, social, musical o ambiental.
     Ahora falta ver que capacidades tiene para saber, saber hacer y para hacer tareas en su desempeño laboral, esto implica el cómo relaciona la teoría con la práctica y de qué forma acumula experiencia y la utiliza para crear o innovar.
    Los intereses, gustos, necesidades,  los principios, valores y criterios de filosofía de vida, también influyen en la adaptación al estilo de vida que impone una profesión u ocupación. No es lo mismo el ambiente sociocultural de un médico cirujano que el ambiente de un conductor de maquinaria pesada o un ingeniero de petróleos. 
    Pero además, la personalidad, el carácter y el temperamento del individuo es clave para desempeñarse laboralmente. Pues dependiendo de su tendencia a la emocionalidad, la forma de comunicarse, si es muy activo o poco, si reacciona rápidamente sin pensar mucho o piensa mucho para decidirse son aspectos que pueden incidir en su desempeño.

   En síntesis es conveniente que a los jóvenes, al menos desde el grado 10 un psicólogo experto en el tema les realice un estudio completo para ayudarle a descubrir en que ocupaciones o profesiones tiene probabilidades de éxito y lo que debe fortalecer, para lograr un mejor aprendizaje, preparación y desempeño profesional

ESTRUCTURA FAMILIAR: ¿HOGAR U HOSTAL?

¿TIENES HOGAR O VIVES EN HOSTAL?
ALBA LUCIA CASTRO, PSICOLOGA

La relación de pareja tiene como medio de subsistencia la comunicación honesta, serena, objetiva y bien asertiva. Para fortalecerla  y prosperar, es conveniente que la relación sea sólida, es decir que se logre una unidad en los objetivos de la convivencia y las formas de lograrlos, para que todos los miembros de la pareja caminen en la misma dirección sin perder su identidad y autonomía propia.

La estructura de la familia, se compone de dos pilares que son hombre y mujer, más los hijos, hijastros, abuelos o familiares que conviven bajo el mismo techo. Muchos de los problemas familiares suceden porque no se dicen las cosas sinceramente y de manera que no ofenda ni genere conflicto, pero también el otro 80% del origen es porque se habla pero no se escucha y no se logran acuerdos.

La época aquella en que uno de los jefes de la familia hablaba y todos obedecían, paso hace mucho rato al baúl de los recuerdos, pues las circunstancias económicas, políticas, sociales, laborales y culturales eran otras, que tenían sus ventajas pero también sus desventajas.

Hoy la mujer relación hombre mujer y la familia, se fundamentan en los derechos humanos, de infancia y adolescencia y los derechos constitucionales. Además, la situación económica y formas de sostenerse son más urbanas que rurales y hace mucho tiempo la mujer bien sea por economía o por el derecho a evolucionar como persona autónoma, trabaja y pasa menos tiempo en la casa.

Las circunstancias actuales requieren esfuerzos y organización de la familia estableciendo acuerdos en un reglamento de convivencia, para que el Hogar sea Dulce hogar y no un hostil e impersonal hostal.
La soledad esa sensación de no tener a quien contarle cosas importantes, a quien escuchar, con quien compartir aparentes pendejadas cotidianas como preguntarle a otro: “oye como se me ve esta camisa con este pantalón”, es lo que poco a poco va haciendo que la gente se encierre y se aísle afectivamente.

Actualmente la virtualidad aparentemente “subsana” la soledad, pero saben qué? No es cierto!! El ser humano, entre más joven más necesita compañía, pero también el adulto y ni qué decir del adulto mayor.

ES que la falta de intercambio de la energía vital y calidez producen sensación de vacío, aburrimiento  y depresión, ésta produce inestabilidad emocional, enfermedades psicosomáticas y trastornos mentales, incluso conduce al suicidio.

Todo ser humano por naturaleza necesita sentir oportunamente miradas, abrazos y toques de cariño; palabras acompañadas de un abrazo; llorar juntos de la risa por bobadas, jugar y hacerse bromas espontáneas e incluso es sanadora una acalorada  discusión o protesta inmediata por algo que molesta, pues verifica que es importante para otros y puede sentir amor y apoyo en la energía que trasmiten mutuamente, en los gestos, posturas corporales y actitudes que la virtualidad no deja percibir.

Qué quieres construir para ti y para tu familia: ¿un Hogar dulce hogar o un hostil y frio hostal? Para construir hogar, hay que limitar la virtualidad, dando espacio a la presencia activa y a la comunicación asertiva. 

sábado, 9 de diciembre de 2017

DISTORSIONES COGNITIVAS: ¿MALA SUERTE O ACTITUDES NEGATIVAS?

¿MALA SUERTE O ACTITUDES NEGATIVAS?
ALBA LUCIA CASTRO, PSICÓLOGA, NOVIEMBRE 24 DE 2017

Hay gente que cree en la suerte, es decir que existen encadenamientos de sucesos fortuitos o casuales. Algunas creen que son de buena suerte y que todo les sale bien, empero, otras creen que son de mala suerte y efectivamente con frecuencia les suceden cosas que no son favorables.

Sin embargo, habrá que reflexionar sobre el poder del pensamiento y de las palabras, porque se convierten en impulsos energéticos que van al cosmos y atraen como un imán lo que corresponde a su contenido, por un lado y por otro, pues la atención de la persona se fija en aquello que cree, dice y piensa.

Una persona puede tener creencias negativas que son distorsiones cognitivas con las cuales interpreta los sucesos como negativos, reafirmando su mala suerte cada vez que sucede y nuevamente atrayendo más sucesos negativos. Algunas de estas son:

Filtro negativo: Rara vez ve lo positivo de los hechos, las personas o las cosas, automáticamente encuentra defectos y problemas. Ej.: “qué gano con que me dé un regalo, detrás de la bondad esconde alguna maldad”. “después de la risa, viene el llanto”.
Predicción del futuro: predice que va a ocurrir algo peor, que las cosas empeorarán o presiente un peligro de fracaso, accidente, perdida o muerte de alguien, en el futuro próximo o lejano.     Ej.: “me va a ir mal, no me van a dar el trabajo”
Pensamiento catastrófico: piensa que lo que ha ocurrido es demasiado terrible e insoportable, sobredimensiona los sucesos. Ej: “Si me equivoco estoy muerta” “No puedo soportar esta pena, es lo peor que me ha ocurrido”
Sobregeneralización: por una o dos veces que suceda algo negativo a Ud. o a otra persona, da por sentado que siempre le sucede y le seguirá sucediendo.   Ej: Yo sabía que no me iban a dar permiso, nunca me lo darán, siempre es así.   
Personalización: se culpa de manera exagerada por eventos en los cuales otros también tienen gran parte de la responsabilidad. O se toma a pecho lo que dicen en general.   “Lo está diciendo por mí, es mi culpa”. Cree que los otros hacen cosas con intención de ofenderlo o hacerle daño. “Ellos están hablando de mí, pues cuando me acerqué se quedaron callados”
Tendencia a la lamentación. se lamenta de lo que pudo haber sido y no fue, de lo que dejó de hacer, de los errores cometidos, de lo que tuvo y se acabó.   Ej. Si yo no hubiera dicho… 
Todo es insolucionable: se queja de sus problemas, pero ningún consejo ni alternativa le sirve. Posiblemente también tenga la falacia de la razón, pues solo ella tiene la razón y es inflexible, terca; si no gana empata, pero no pierde.
¡No, no es mala suerte! sino una persona tóxica y fastidiosa, quienes la rodean le huyen, obviamente ella no logra ver ni disfrutar lo bueno, ser empática, agradecida ni adorable. ¡Simplemente sus relaciones consigo misma, con otros y el universo son poco funcionales!

SUICIDIO: FACTORES DETONANTES

PARA PREVENIR EL SUICIDIO CONOZCA LOS DETONANTES
Alba Lucia Castro Soto, psicóloga, dic 1 de 2017.

Es alarmante el progresivo aumento de suicidios en algunas comunidades del mundo, cada suicidio refuerza la motivación para que otros lo hagan y  puede tornarse epidémica, por eso es urgente que las juntas de acción comunal, instituciones gubernamentales, educativas, religiosas y las empresas empiecen a realizar acciones para minimizar factores de riesgo de suicidio. 

Incontables médicos, psicólogos y psiquiatras han hecho estudios sobre depresión y suicidio, como Aron  T Beck, Robert Plutchick, William W Zung  o José Jaime Castaño Castrillón y otros 5 investigadores de la Universidad de Manizales, Colombia, en 2015. Retomando algunos de esos estudios podemos decir, en síntesis, que los factores que más inciden en el suicidio son:
Imagen de Google
  • Autoconcepto negativo, culpa, resentimientos y baja autoestima; pesimismo, pensamiento catastrófico, incapacidad  para aceptar la realidad, analizar y resolver problemas; dificultades para comunicarse asertivamente, reclamar sus derechos y para debatir; fragilidad emocional, inflexibilidad, intolerancia a la presión y frustración; sumisión y dependencia severa.  
  • Ideas irracionales, autodesprecio; incapacidad para reconocer límites, derechos y deberes, introspectar o ponerse en el lugar de otros. Demasiada sensibilidad y bajo control de impulsos y emociones.
  • Condiciones de salud mental desfavorable, trastornos mentales como bipolaridad, esquizofrenia, depresión, trastornos de personalidad; enfermedades médicas que causen sufrimiento o medicamentos que produzcan depresión y ansiedad; consumo de alcohol y sustancias psicoactivas.
  • Acoso/bullyng, escolar, social o laboral. No saber elegir amigos y estar rodeado de gente y ambientes tóxicos. Escuchar música como heavy metal, guasca u otra con temas violentos que invitan a la destrucción, a la vida irrespetuosa, violenta, irresponsable, al sufrimiento y al suicidio.
  • Altos niveles de estrés por sobrecarga laboral, familiar o económica; separación, despecho, pérdida de empleo o de un ser querido; por situaciones injustas graves, quiebra económica o por imposibilidad de solucionar problemas que afectan la estabilidad o manutención personal y familiar, enterarse de que tiene una enfermedad incurable como VIH o cáncer.
  • Perder o no tener un sistema de creencias, principios y valores éticos que guíen sus pensamientos y decisiones, con los que pueda darle sentido a la vida y enfocar su existencia a un proyecto de vida sólido y originado en la autoconvicción.
  • Tener una familia disfuncional, violenta, sin comunicación, apoyo, compañía ni amor

Para prevenir el suicidio conviene: capacitación en temas de desarrollo humano, familiar y social, tales como autoestima, autonomía, salud, ética y familia; el buen uso del tiempo libre en actividades recreativas, culturales, deportivas y para desarrollar talentos en algún oficio, arte o hobby.
 ¿Cómo ayuda Ud. a fortalecer a sus familiares para prevenir el suicidio?

ESTADOS DE ANIMO: DEPRESIVO Y MANIACO

RECONOZCA LAS MASCARAS DE LA DEPRESIÓN
Alba Lucia Castro Soto, psicóloga diciembre 9 de 2017

El estado de ánimo es una emoción sostenida que le da color a la manera en que se percibe lo que sucede cotidianamente alrededor. Los trastornos del estado de ánimo son variados y se revelan en indicios físicos como la expresión facial, postura, contacto visual, la tendencia a al llanto entre otras manifestaciones.

La depresión es vivida de manera diferente por cada persona que la sufre y por tanto las manifestaciones abiertas al público son particulares, posiblemente algún familiar o amigo puede estar sufriendo de depresión y nadie lo ha detectado.

En general las alteraciones del estado de ánimo pueden ser en los que se siente feliz o triste en un grado anormal y por mucho más tiempo del que sería comprensible, pues alguien puede sentirse extremadamente feliz o triste a causa de un suceso por unos días o pocas semanas, pero luego del impacto, su estado de ánimo vuelve a la normalidad.

Imagen de Google.
La depresión mayor, es aquella en que la persona se siente mal, abatida, pierde la capacidad de sentir deseo y placer haciendo cosas que antes le gustaban, pierden el apetito y peso, tienen dificultades para dormir profunda y plácidamente, se sienten fatigados y sin energía, se pueden volver lentos para concentrarse, pensar, reaccionar, hablar o hacer las cosas.

Tienen sentimientos de culpa, baja autoestima, Pueden encerrarse en sí mismos, estar muy quietos y hablar lo meramente indispensable, pero otros se sienten agitados, ansiosos y son incapaces de estarse quietos. El punto más grave es cuando aparecen sentimientos de impotencia, de falta de control de sí mismo, deseos de muerte y las ideas suicidas. Algunos pocos tienen ideas delirantes, paranoias, alucinaciones y se suicidan.

El estado de ánimo maniaco, es aumento de energía y nivel de actividad, falta de control de impulsos, euforia, irritabilidad; sentirse poderoso y sobrevalorar la autoestima, sentirse descansados y con poco sueño, pero también pierde la noción de la realidad, la asertividad y ecuanimidad al hacer juicios y tomar decisiones alocadas que generan conflictos. Hablan de cualquier tema y con cualquiera, rápido, a alto volumen y sin parar.

Algunas personas, intercalan estados depresivo y maniaco. Otras, pueden padecer depresión de leve a moderada durante muchos años, incluso convertirse en su personalidad, sufren en silencio y procuran adaptarse a vivir lo mejor que pueden siendo infelices.

También a algunas la menstruación les causa depresión y otras sienten tensión o discapacidad para afrontar situaciones en el hogar, escuela/trabajo o en cualquier grupo social, frente a lo cual sufren trastornos de estado de ánimo temporales, entreverados, caracterizados por berrinches intensos o agresiones a objetos o personas y síntomas depresivos o maniacos.

Lo importante estar atentos a los cambios de estado de ánimo y síntomas, tanto de sí mismo como de sus familiares, para buscar ayuda, pues vivir con una persona inestable emocionalmente es problemático y a veces infernal. 

viernes, 13 de octubre de 2017

ESTRES: ¿SERENIDAD PARA EVITAR EL ESTRÉS?

ALBA LUCIA CASTRO, psicóloga, oct 13 2017


La serenidad es la cualidad de ser apacible, sosegado, sin turbación física o moral, es indispensable para afrontar cualquier situación de manera responsable y funcional, implica la capacidad de mantener la calma, ecuanimidad y templanza para manejar y controlar instintos, emociones y pasiones, requisito para ser padre, madre, jefe o líder.

La serenidad implica tener capacidad de apertura para indagar el todo y los pormenores del asunto, saber escuchar y observar atentamente respetando las ideas, acciones y criterios de los implicados en la situación, interesándose por conocer las razones y los objetivos que persiguen.

Una persona serena es analítica y flexible, se interesa por conocer las normas, leyes y la forma que tienen otros de hacer las cosas; clarifica metas, acuerda normas, procedimientos esenciales y límites de autonomía para delegar y hacer que todos participen.

Cuando las cosas no funcionan, interroga respetuosamente para asegurarse de que el otro está encaminado hacia los resultados o para hacerle caer en cuenta lo que debe modificar.

Una persona serena, tiene seguridad en sí misma, autoestima equilibrada y la convicción de que tener autoridad o liderar un grupo no es para ejercer poder y controlar a otros, sino enseñar, dar ejemplo, orientar, apoyar, estimular y dirigir a un grupo de personas de múltiples formas de ser, pensar y sentir, para lograr metas y objetivos para el bien individual y común.

Una persona serena, sabe lo que vale, sus falencias y dificultades, no se siente ni más ni menos que los demás, es respetuoso, humilde y sencillo, jamás grita, humilla, amenaza ni tiene actitudes despectivas, se fundamenta en las normas, acuerdos, metas y objetivos para dialogar acerca de los errores que se cometen.  

Una persona serena se interesa por conocer a quienes lo rodean para reconocer su forma particular de ser, porque sabe que cada persona es única, irrepetible y que tiene su propio estilo y ritmo para pensar, sentir y hacer las cosas, que hay diferencias de edad, sexo, cultura, pero que todos al fin de cuentas son humanos.

El líder conserva su serenidad porque está convencido de que las personas de por sí actúan con buena intención y no toma como afrenta personal los errores que ellos cometen.

Una persona serena es prudente, justa y objetiva, porque controla emociones y logra coherencia entre sus valores éticos y morales, lo que siente, piensa y desea, con lo que dice y hace: Sabe cuándo hablar o callar, actuar o dejar de actuar, cambiar decisiones y lo hace de la manera adecuada y en el momento oportuno en pos del bienestar del grupo y la consecución de las metas propuestas.


Y, por último, la serenidad implica una gran capacidad de comprensión de las falencias humanas, disminuye los resentimientos y remordimientos, da fortaleza frente a las presiones. Si además la combina con buen sentido del humor, se convierte en un elemento natural contra el estrés y te hace una persona respetable y adorable. vale la pena lograrlo, ¿cierto?