viernes, 12 de junio de 2015

TRABAJADORES INDESEABLES



¿SE LE TERMINA EL CONTRATO Y NO LO VUELVEN A LLAMAR?

Alba Lucia Castro, psicóloga, JUNIO 2015

Hay personas que consiguen trabajo, pero cuando se le termina el contrato no los vuelven a llamar y no propiamente porque ya no hay más oportunidad. Simplemente, llaman a otro para reemplazarlo. Sepa que no basta abrir la puerta para entrar, sino saber comportarse para que al salir esta quede abierta para otra oportunidad. Analice cuál podría ser la causa para que sutilmente prescindan de sus servicios.

Muestra escasos conocimientos o muy especializados, pero sobre todo una actitud conformista, no se interesa por aprender nuevas cosas para hacer sugerencias, mejorar su método, organización y utilización de los recursos y equipos. O para innovar y adaptarse a los cambios. Quizás sabe pero no pone al servicio de la empresa todo lo que sabe.

Es de autoestima baja, tímido, reservado, con sentimientos de inferioridad e inadecuación, que frenan su espontaneidad para actuar y comunicarse de manera honesta, oportuna y adecuada. O autoestima sobrevalorada, que genera en Ud. actitudes de superioridad por lo que con sus sátiras, críticas y lecciones de sabiduría, humilla y ofende a los demás.

Quizás puede sentirse demasiado sobrado, no le gusta que lo manden y se molesta con el ejercicio del seguimiento, evaluación y control de sus jefes. Además, no pide opinión, ni ayuda, tampoco informa que es lo que hace, irrespetando de esta forma a sus jefes e interfiriendo en el trabajo en equipo y en el engranaje del sistema organizacional.

Si está en un cargo de jefe, es probable que su liderazgo no sea administrativo, objetivo y constructivo. Tal vez sea autoritario, pisotea la dignidad, la capacidad, conocimientos y experiencia de sus colaboradores,  los humilla y esclaviza ignorando que son personas, con sentimientos, sus propios problemas, deseos y necesidades. O quizás es tan blandengue que no ejerce autoridad.

Quizás es oportunista, vividor y vive de apariencias. Busca sacarle tajada a todo, primero están sus intereses que los de la empresa y los de las personas que trabajan con Ud. Se las da de excelente amigo de todos, pero manipula, amenaza, intriga, disocia, genera chismes y rumores, mientras aparenta ser el trabajador más avispado y eficiente.

Tal vez sea demasiado sensible e inestable emocionalmente, mezcla trabajo con problemas personales y familiares, puede sentirse paranoico, entrar en depresión, euforia y pelear sin razón,  por lo que su rendimiento laboral, el acato a la autoridad y las relaciones interpersonales dependen de su estado emocional, lo cual genera mal clima laboral y conflictos.

Finalmente, Ud. puede ser muy buena persona, equilibrado y amable, pero flojo para trabajar, se dedica a realizar lo que alcance a hacer durante la jornada, pausadamente, sin esfuerzo de modo que cada vez hace menos o con menos calidad y se relaja cuando el jefe no está.

En síntesis, hay que hacer algo más de lo que se espera de Ud. para darle valor agregado a sus servicios de modo que produzca deseo de tenerlo como jefe, compañero o colaborador.

jueves, 4 de junio de 2015

LAS HUELLAS IMBORRABLES DE LOS PADRES

LAS HUELLAS IMBORRABLES DE LOS PADRES
ALBA LUCIA CASTRO, psicóloga, junio 4 de 2015

El hombre que participa de la vida de un ser humano, siempre será una persona significativa, bien sea por el aporte genético o porque ha asumido el rol de padre de un hijastro. 

El papá es la figura masculina con la que se identifican los niños varones y fijan pautas de comportamiento, criterios y valores sobre los cuales tomará decisiones consciente e inconscientemente; mientras  para las niñas es el modelo masculino que tendrán para establecer relaciones amistosas, laborales o amorosas de ellas con los hombres.

Un hombre que emplea la violencia familiar, no cumple con sus responsabilidades para satisfacer las necesidades de su familia y los derechos de los hijos de manera amorosa, oportuna y espontánea, dejará graves huellas de angustia, temor, incertidumbre, dolor psicológico, baja autoestima, inseguridad, sensación de inadecuación, vergüenza, tendencia a la venganza, depresión, suicidio, predisposición a la delincuencia o incluso al homicidio.

Es que realmente es fácil dejar huellas; ¿quién de ustedes tiene algún recuerdo tan vivo y presente que al evocarlo fluye con torrentes de sentimientos, imágenes, sonidos y colores que hacen cierto lo de “recordar es vivir”?

Si bien es cierto que la vida no es color de rosa, que los problemas agobian a los adultos y que a veces los callejones sin salida aniquilan al más valiente, también es cierto que los menores no tienen la culpa, por tanto no tienen por qué ser el blanco de desquite de los malos ratos por los que pasan los adultos.

Hay hijos que recuerdan a sus padres como el trabajador incansable, responsable, exigente y que dejó la huella imborrable de la importancia de trabajar para prodigar las necesidades materiales de la familia, pero ausente la mayor parte del tiempo,  tan frio y distante afectivamente cuando estaba en casa que el ambiente se ponía tenso con su presencia.

Hay hijos que se les ilumina el rostro cuando hablan de sus padres juguetones, conversadores, respetuosos y amorosos, pero firmes en sus principios éticos. Admiran la humildad con que lloraban en las situaciones duras y se levantaban para afrontarlas con ecuanimidad y resiliencia.

La felicidad los envuelve cuando recuerdan palabras afectuosas, consejos y enseñanzas de papá, ejemplos de honestidad, coherencia y responsabilidad en sus actos. Obviamente, reconocen sus defectos y errores, pero las minimizan ante el gran afecto, apoyo, atención y dedicación que les brindaron a sus hijos

Admiro a los padres que han eliminado el miedo a amar, que saben ponerse en los zapatos de sus hijos y tienen capacidad para escucharlos y comprenderlos. Felicitaciones a los padres que han decidido sacrificar tiempo de su trabajo para sentir el amor de sus hijos mientras los educan para la vida feliz y contribuyen a su sano desarrollo afectivo.  

Y Usted, ¿Qué tipo de huellas imborrables está dejándole a sus hijos y nietos?

sábado, 16 de mayo de 2015

ROL PADRES Y MAESTROS, QUIEN EDUCA: PADRES O MAESTROS



QUIEN EDUCA: PADRES O MAESTROS
ALBA LUCIA CASTRO, psicóloga, MAYO 15 2015

El mundo está al revés o no? YO lo digo porque antes los maestros eran nuestra primera autoridad en la sociedad, merecían respeto, consideración y obediencia. Hoy para algunos es un sirviente más, a quien se le mandan los hijos para que los cuide, los eduque y los promocione aunque no sepan; si al niño va bien, es inteligente si le va mal, el maestro es malo.

Desafortunadamente, los chicos de ahora viven en un mundo  cargado de videojuegos violentos, drogadicción, sexo irresponsable, materialismo, facilismo y consumismo; las noticias muestran irresponsabilidad y corrupción;  acciones gubernamentales y sistemas de justicia que burlan los derechos humanos; grupos, personas y entidades donde el respeto por la dignidad humana se pisotea con maltrato, discriminación, desempleo y mil atrocidades mas.

En Televisión por ejemplo, cada minuto se ve una imagen de violencia, actos delictivos, escenas de pasiones bajas, intriga,  calumnias, estafas, engaños, traición, maltrato infantil, rompimiento familiar y mil cosas negativas, que por su repetitividad y calidad en la producción del mensaje y la imagen calan hasta los núcleos de cada célula del televidente.

El ser humano, en la niñez aprende lo que vive; el adolescente o adulto para no ir contra la corriente o inconscientemente, hace caso omiso o se habitúa y entonces ya semejantes absurdos se convierten en algo común.

Uno de los problemas que surgen al educar a los chicos para la vida, es que los padres no disponen del tiempo, frecuentemente están muy cansados como para dialogar con ellos, enseñarles valores y a ser críticos para analizar sucesos y menos para hacer seguimiento desarrollo de su personalidad y los logros académicos.  

Esperan que en el colegio hagan esto por ellos, pero eso es improcedente por imposible, pues es responsabilidad de los padres concretar cuáles son los objetivos y metas que quieren lograr en la formación de la personalidad de sus hijos y hacer que los miembros de la familia los conozcan con claridad

Es necesario que en el espacio y ambiente familiar se cumpla un reglamento familiar elaborado con la participación de todos, que establezca deberes, tareas, responsabilidades, niveles de autonomía, prohibiciones, derechos, estímulos y sanciones, además, es indispensable que todos vivencien cotidianamente los principios, criterios y valores para que aprendan a tomar decisiones con rectitud  y sabiduría.

La mejor fórmula para educar es el amor y la comprensión, aceptar a los hijos como son y respetar su dignidad.  El motor más poderoso para educar a los hijos es el ejemplo, la humildad para reconocer los errores, la firmeza en los principios y la sencillez para amarlos espontáneamente.  

En fin, no permitas que te pongan al revés: Zapatero a tus zapatos, nada reemplaza al hogar ni a los padres responsables y amorosos. Ayude a su hijo a interrelacionarse con el mundo respetando a los docentes y cumpliendo el reglamento escolar, luego podrá adaptarse mejor a la sociedad.


viernes, 8 de mayo de 2015

CRITERIOS Y PRINCIPIOS: ¿CUALES RIGEN SU VIDA?




Alba Lucia Castro, psicologa, mayo 8 de 2015

Las personas necesitan apoyarse en un eje central alrededor del cual giran todas las decisiones de su vida. Stephen Covey, dice que las centros de la vida  son : cónyuge, familia, dinero, trabajo, propiedades, placer, amigos, enemigos, iglesia, sí mismo, y los principios o normas que rigen el actuar del individuo. Analicemos dos de éstas.

          Cuando alguien centra su vida en el placer solo se le halla sentido a las cosas placenteras, la aventura y la rumba son lo primordial; el cónyuge pasa a ser quien suple necesidades de placer o es un obstáculo que interfiere en la libertad; la familia es una carga abrumadora; el dinero es la máxima fuente de placer, en tanto que el trabajo es tan terrible que pagan por hacerlo.

Los amigos son para rumba; los enemigos son quienes se oponen y exigen disciplina; la iglesia es ridícula, la autoestima se define por la cantidad de placeres que pueda darse; el patrimonio es lo menos importante porque la plata se hizo para gastarla en placer.

Cuando la persona centra su vida en principios de justicia, rectitud, fortaleza, sobriedad y responsabilidad, tiene respeto por las ley divina del amor por Dios, el prójimo y sí mismo y acata las leyes naturales para actuar en paz y armonía con el universo, el crecimiento integral y la paz inundan su mundo interior y se refleja en su mundo exterior.

Ve en su cónyugue un compañero de vida en relación interdependiente para ayuda y crecimiento mutuos, cree que los familiares son sus principales amigos a quienes tiene oportunidad de servirles y ayudarles a lograr la realización y a cambio recibe oportunidad y apoyo para su crecimiento integral .                                                                                     

El dinero es un medio para lograr proyectos importantes ; el trabajo es una oportunidad para satisfacer sus necesidades humanas, desarrollar todo su potencial, y obtener ingresos, las personas están antes que las propiedades,

El placer es necesario para el equilibrio y armonía integral. Los amigos son compañeros con quienes se interdepende, confidentes con quienes se comparte, a quienes se sirve y apoya.

No hay enemigos sino personas con diferentes formas de ver la vida a quienes se debe comprender y de pronto esquivar. La iglesia es poseedora de verdaderos principios y una oportunidad para servir y crecer espiritualmente.

          ¿A qué centro vital le apuesta Usted? ? ¿Qué tanto equilibrio, armonía y progreso personal, familiar, laboral le produce éste centro ? ¿Qué tanta paz interior le genera?
imagen tomada de  de http://www.fenixnews.com/2013/12/11/dialogo-conmigo-mismo-equilibrio-y-armonia/

martes, 5 de mayo de 2015

ASERTIVIDAD: aprenda a decir NO, sintiendo seguridad


APRENDA A DECIR “NO” SINTIENDO SEGURIDAD

ALBA LUCIA CASTRO, psicóloga, agosto 2013

 

Cuando los padres son autoritarios o demasiado sobreprotectores los hijos se pierden la posibilidad de desarrollar su autonomía y autocontrol, porque quienes mandan y quienes controlan sus comportamientos son ellos.

 

Si Ud. Es un adolescente y tiene que decidir algo cotidiano, ensaye a decidirlo por Ud. mismo, no acepte que otros decidan por usted. Si le dan una orden, Ud. tiene la libertad de elegir por su propia convicción si cumple la orden o no. Eso se llama obediencia reflexiva o autónoma. Aprenda a decir NO siguiendo estas pautas:

 

  1. Analice si lo que va a hacer es permitido por las leyes divinas, naturales, del estado y normas de la institución, empresa, familia y sociedad. Si es algo que no está permitido, que es prohibido, no debe hacerlo porque tendrá problemas, quizás pagará muy caro su error.
     
  2. Indague de manera profunda y en varias fuentes qué es lo que se va a hacer, cuáles son los motivos o razones y que se busca obtener con lo que se va a hacer. Pregunte cuales serán las consecuencias a corto, mediano y largo plazo.
     
    Con esta información determine cuál es el beneficio que se obtendrá y quienes serán los beneficiados. Igualmente haga un balance para establecer si es mayor el beneficio que el costo en tiempo, esfuerzo, dinero y otras inversiones, porque si nadie se beneficia, ¿para que lo hace? Y si “sale mas caro el caldo que los huevos” para qué va a perder?
     
  3. Analice la forma en que se va a hacer, porque las cosas se hacen bien hechas o no se hace nada. Revise primero cuáles son los pasos, las actividades, los recursos que necesita, con quienes, dónde y cómo se hace, para que no pierda tiempo, esfuerzo ni dinero.
     
  4. Póngase en contacto con sus sentimientos y emociones, pregúntese si se siente bien haciéndolo, si lo hace por su propia convicción y deseo o se siente manipulado, presionado. ¿Acaso tiene miedo de perder, ser juzgado u otra cosa?
     
    Si presiente que algo va a salir mal, que más adelante se arrepentirá….. Pues vuelva a comenzar en el punto 1 y si al volver a este cuarto punto se siente igualmente inseguro, mejor no lo haga, porque estará estresado, quizás no tendrá paz ni ahora ni nunca, porque siempre se recriminará haberlo hecho, por eso diga “NO” con firmeza.
     
    Si un niño aprende a decir NO sin sentirse culpable desde pequeño, estará menos expuesto a ser manipulado por delincuentes, proxenetas, pedófilos y afrontará mejor los problemas cotidianos.
     

Disautonomia, disfuncion del Sistema Nervioso Autonomo



DISAUTONOMIA, UNA DURA CARGA FISICA Y EMOCIONAL - Alba Lucia Castro, psicóloga mayo 2015


La disautonomía es una condición física en que el sistema nervioso autónomo no funciona adecuadamente por deficiencias de  electrolitos y neurotransmisores. Este regula las funciones inconscientes y automáticas de todos los órganos y sistemas del cuerpo. 


Implica deficiencias en la circulación de la sangre, presión baja, taquicardias o bradicardia y cambios bruscos en la presión sanguínea; el retorno venoso es lento, la sangre se acumula en los pies y piernas, por esto se cansan, marean, desmayan o sufren sincopes al estar de pie y caminar despacio en desfiles y centros comerciales.
 


Tienen inteligencia normal, pero la falta de irrigación sanguínea o de energía en el cerebro, a ratos ocasiona dificultad para concentrarse, leer, comprender, analizar, memorizar, pensar con claridad e incluso hablar fluidamente. Pueden olvidar momentáneamente cosas como el nombre de un amigo o el tema en una exposición que ejecutan. Se les dificulta aprender otro idioma y memorizar al pie de la letra textos largos 


Los síntomas a veces se confunden con los de hipoglicemia, pueden presentar debilidad articular y muscular; malestares gástricos, respiratorios, urinarios y otros sin causa aparente. Se debe evitar fiebre mayor a 38°C, diarrea, vómito y deshidratación, porque puede ocasionar un sincope   que cause lesiones en el cerebro o un paro cardiaco mortal. Se debe evitar todo factor de estrés,  sustos y los movimientos rápidos, repentinos y bruscos.


Con frecuencia sienten agotamiento, tristeza, depresión, deseos de aislarse. Les cuesta trabajo levantarse y lograr la homeostasis para pensar, sentir y actuar coordinada y rápidamente. Necesitan dormir bien y recostar el cuerpo a ratos durante el día. La gente los percibe como poco sociables, apáticos, flojos y perezosos. Se afectan emocionalmente, al sentir sus limitaciones se frustran, pueden estar de mal genio, angustiarse y desesperarse cuando los demás no los comprenden.

 A veces se deprimen porque tienen que luchar a diario para lograr que el cuerpo funcione para poder afrontar las cosas cotidianas, las relaciones sociales y sus responsabilidades. En las tardes es   frecuente que el agotamiento aparezca dificultando la realización de actividades que requieran concentración o bajos esfuerzos físicos.  


Deben estar siempre acompañados de personas que sepan su condición y que profesores, jefes, compañeros y amigos, sepan cómo ayudarlo porque en cualquier momento sufren sincopes con pérdida completa o incompleta de conciencia, mareos,  aturdimiento, dificultades motrices y de comunicación.  


Deben acostarlos con la cabeza y los pies un poco levantados y  poner sal debajo de la lengua, darles agua con sal o un suero oral. Si duran más de 5 minutos inconscientes o la presión baja es menor de 55, requieren atención médica urgente. 


Los profesionales que tratan la disautonomía son Neurólogo, cardiólogo electrofisiólogo, pediatra o internista.  Se recomienda apoyo psicológico para el afectado y  su familia, porque la disautonomía trae una carga emocional dura,  pues esta puede disminuir hacia los 25 años,  desaparecer y luego reaparecer en diferentes momentos o etapas de la vida